CRÓNICAS: GESTACIÓN SUBROGADA

Anteayer en la 2 hicieron un programa muy interesante donde se muestran las dos opiniones de la Gestación Subrogada. En España esta práctica está prohibida, y es por eso que muchos españoles viajan a otros países para poder acceder a esta manera de tener hijos. Es un documental muy interesante de ver, yo te invito a verlo clicando aquí, pero si no te apetece, te lo explico un poco, no sin antes avisarte de que yo estoy a favor de la regulación de la GS, me gusta ir de cara así que ya lo digo de entrada.
Imagen de RTVE.es de la pareja de Barcelona

CUANDO NO PUEDES SER MADRE Y TAMPOCO PUEDES ADOPTAR

Después de una manifestación de mujeres feministas, donde ponen voz a mujeres gestantes pobres que lo han hecho por necesidad, nos muestran el primer caso, una pareja heterosexual de Bilbao. A la chica con 26 años le dijeron que con una cardiopatía como la que tenía no podía quedarse embarazada o su vida y la de su bebé correría peligro. Le costó 4 años asimilarlo, y entonces contemplaron la opción de adoptar, pero resulta que si tienes una cardiopatía tampoco te dejan adoptar, y fue cuando supo de la GS.

Esperando, imagen de Pixabay
Ellos decidieron hacerlo en Ucrania, donde sólo dejan hacerlo a parejas heterosexuales, le enseñaron varios perfiles de mujeres gestantes, y ellos se pusieron en contacto con la que más les gustó. Ella estaba súper feliz de poder darles la alegría de ser padres. Otra cosa que dejan clara es que se hace con el óvulo de la madre y el esperma del padre, nunca la mujer gestante pone sus propios óvulos. Le preguntaron si estaría dispuesta a gestar dos embriones, y ella encantada les dijo que sí, que doble felicidad. Cuando sus hijos nacieron, la mujer gestante les dijo que era muy feliz de ver como abrazaban a sus hijos. Ellos mantienen el contacto con ella y quieren que sus hijos la conozcan. Cuando ya tienen a sus hijos tienen que emprender un proceso de adopción aunque lleven su carga genética, y no tiene derecho a baja maternal.

Lo siguiente es enterevistar a la gestante Ucraniana, y esta parte me ha encantado. Ella se planteó ser madre gestante cuando vio que una amiga íntima suya no podía quedarse embarazada, y cuando le pusieron en contacto con la pareja de Bilbao y le contaron su caso, sintió que debía ayudarles. Tomó algunas clases de español para poder hablarle a los niños de sus padres, y explica que fue consciente en todo momento de que no son sus hijos, y que había dos personas esperándolos con mucho amor que ofrecerles.

 La siguiente pareja es de Barcelona, y es heterosexual. Ella tampoco puede tener hijos, ni adoptar tampoco y tuvieron que coger el esperma de papá y un óvulo donado. Han elegido Canadá por ser completamente altruista. Pero tienen que pagar a la clínica de fertilidad en España, y la clínica en Canadá, además de el tema abogados para adoptar a la criatura.

La tercera pareja son dos hombres que eligieron USA, donde sale más caro pero allí inscriben ya al bebé a nombre de los padres de intención, por lo que al llegar a España sólo tienen que nacionalizarle y esa criatura tendrá doble nacionalidad. Desde el principio le han explicado al niño cómo vino al mundo, y siguen manteniendo relación aunque sea a distancia con la mujer que les ayudó a cumplir su sueño.

Embarazo puesta, imagen de Pixabay


También se entrevista a una gestante estadounidense que tiene 5 hijos y ha gestado dos veces. El documental empieza con ella, y casi al final sale la entrevista completa con ella. Se la ve muy feliz de haber podido ayudar a otras familias, y tiene una posición acomodada, por lo que no lo hace por necesidad.

LAS OPINIONES CONTRARIAS

Aquí en España el comité de Bioética en España le ha aconsejado al gobierno que siga prohibido. Es más, quieren que se prohíba en todo el mundo. Sus conclusiones son:

1- Que la ley sobre la prohibición de la GS es correcto y que no hay que cambiarlo, y que la única mujer con pleno derecho sobre un bebé sea su gestante.

2- Este criterio debe hacerse efectivo también para los españoles que salgan de España para conseguir un hijo, la solución pasaría por amonestar a las agencias intermediarias.

3- Que a pesar de esto el/la niñ@ nunca quede desamparad@.

Y la pregunta del millón: ¿Por qué no recurren a la adopción? Una abogada nos lo explica: "Los expedientes de adopción en España pueden llegar a tener una demora de hasta 5-6 años, puede llegar a ser desesperante". "Los requisitos para ser padres adoptivos rozan la excelencia de tal manera, que la mayoría de los que somos padres biológicos no podríamos adoptar". Desde el foro de la familia, se habla de la necesidad de arreglar la ley de adopción y acogida antes de legislar sobre "los vientes de alquiler", que según ellos no es ético.

Desde la asociación No Somos Vasijas están totalmente en contra de la GS, hablando de mercantilización del cuerpo de la mujer, cosificación, explotación, y se ponen como ejemplo países en los que se utilizan mujeres pobres, países donde existen mafias, pero claro yo tampoco estoy de acuerdo con esto.

LAS AGENCIAS INTERMEDIARIAS

En nuestro país existen una docena de agencias intermediarias, que acompañan a los padres de intención. Hablan de como las parejas que acuden aquí ya han agotado todas las vías posibles y van en busca de la GS como último recurso. La agencia que sale en el documental trabaja con Canadá, USA y Ucrania, y en ningún momento se hace con mujeres pobres ni se las trata como vasijas.

Zapatillas embarazo, imagen de Pixabay


La chica de la agencia de Ucrania nos explica que su misión es elegir mujeres que quieran gestar por lo bonito de ayudar a otras personas y no por el dinero, que antes de convertirse en gestantes pasan por una serie de pruebas, físicas y psicológicas, y que no todas las muejres están preparadas para serlo. Indispensable que la mujer ya tenga hijos.

 En USA explican un poco como funciona, como se selecciona a las madres,  y sólo un 5% de las mujeres que se presentan son al final gestantes. Les hacen pruebas físicas, pero sobretodo psicológicas, tienen que tener una buena posición económica para que no lo hagan por necesidad... Está muy bién que nos enseñen cómo funciona porque yo no sabía apenas del tema hasta que una mamá expuso su caso hace unos meses y lo publiqué en el blog.

 MIS CONCLUSIONES

Se habla de libertad de la mujer, pero a mí me gustaría que se plantearan una cosa. Si yo decido libremente gestar para otra persona, ¿también me están explotando o cosificando? ¿Dónde quedaría mi libertad para decidir? ¿Por qué me lo tiene que prohibir una ley?

Corazón, imagen de Pixabay
Yo ya he mostardo en otras ocasiones mi apoyo para que esta práctica sea legalizada, creo que es una buena manera de acabar con las mafias. Además, al igual que el aborto, creo que es un error prohibirlo, porque entonces es cuando se va a otro país para poder hacerlo. Las cosas no siempre son blancas o negras, creo que existen muchos matices y grises distintos en la vida, y también en este asunto. No me puedo mostrar radicalmente en contra de algo, en el que veo niñ@s amad@s incondicionalmente por estos padres; en cambio veo muchos padres biológicos maltratando, drogándose en el embarazo, abandonando en contenedores...Y nadie les priva de ser padres, porque biológicamente pueden. En cuanto a la adopción...Hay que hacer algo para cambiar y/o actualizar la ley vigente, me he encontrado personalmente con casos de bebés en acogida que después tienen que volver a separarse de esa familia para irse con otra, totalmente desconocida para esa criatura, con unos plazos eternos y mucha burocracia, y todo esto carente de toda la trasparencia que se necesita para algo tan delicado.

 Y respeto profundamente a la gente que piense al contrario que yo, pero las personas que salen en el documental, como las de la asociación no somos vasijas, creo que llevan a tal extremo su repulsa hacia la GS que rozan la falta de respeto y la radicalidad, al decir que o blanco o negro, y que quieren decidir por mí y por todas las mujeres. Yo no soy menos feminista que ellas por creer que la regulación es posible, yo gestaría encantada para alguien allegado a mí si lo necesitara, pero en este país no me lo permiten, no me permiten decidir por mi propio cuerpo, y a mí eso no me gusta. No se debe meter todo dentro del mismo saco e intentar abrir nuestra mente e intentar ser tolerantes con la gente que ha decidido hacerlo, y manifestarse delante de una agencia gritando "compráis niños" bajo mi punto de vista no es bueno para esos niños a los que quieren proteger, que saben cómo han nacido y lo pueden pasar mal al ver cómo se habla de ellos en esos términos.

Espero no herir sensibilidades con mi opinión, que intento exponer de la forma más sincera y respetuosa posible.

Y tú, ¿Qué opinas?

ENTRADAS RELACIONADAS:

CARTA DE UNA MADRE POR GESTACIÓN SUBROGADA

Comentarios